Impacto

      Tiempo, espacio, objeto y movimiento. La fuerza se deja a la imaginación, al fin y al cabo es ella la que dibuja la poesía, como el escritor que sin estar presente comienza el verso.

      No se descubre nada, no se proponen teorías, sólo se juega con esos cuatro elementos que componen la cinemática. Se proyecta un trayecto simple y un objeto simple para recrear un movimiento simple que realmente no está presente pero que puede caber en la percepción. Toda una dinámica aparece sin causas, sólo desenlaces, descripciones plasmadas en secuencias plásticas de planos tridimensionales que en su conjunto atraen a una cuarta dimensión, el tiempo.

       Es el movimiento el que moldea el concepto, de ahí nace, se cría y se nutre la obra. El movimiento como tesis y por ello, expresado en diferentes formas; parabólico, armónico simple, rectilíneo, etc. El objeto, sutil, al comienzo, al final o eludido pero aparente en el transcurso. Una figura básica de poca importancia pero implícita sin escándalo. El espacio y el tiempo neutrales, ideales.

IMPACTO no es más que una reverencia al movimiento, a las leyes básicas de la naturaleza de la mecánica, a la cinemática.

La marea.jpg